¿Porqué acudir a un proceso de mediación familiar?

La mediación familiar tiene como finalidad que las partes en conflicto alcancen acuerdos equitativos, justos, estables y duraderos, contribuyendo así a evitar la apertura de procedimientos judiciales tan costosos emocional y económicamente, o, en su caso, contribuir a la resolución de los ya iniciados.

En las sesiones de mediación mi papel es de facilitadora de la comunicación para que esta sea efectiva, de forma adecuada y positiva con el fin de alcanzar acuerdos satisfactorios y aceptados por todos los participantes. Ante todo durante la mediación soy una persona neutral, no hago juicios de valor y no estoy en el proceso para dar la razón a nadie (no soy un juez), éste proceso es totalmente confidencial y todo lo que se dice en una sesión no podrá utilizarse en un tribunal.

La mediación familiar no puede imponerse a ninguna de las partes y solo libremente las personas pueden llegar a acuerdos para formalizar las bases de su nueva relación, teniendo que ser ésta beneficiosa para todos, sabiendo que en futuro éstas bases podrán volver a ser negociadas.

mediacion familiar 1

La mediación familiar es una vía porque cada vez más jueces optan gracias a su demostrada eficacia y a los resultados tan positivos que se obtienen a medio y largo plazo, agilizando los procesos de separación, custodias y conflictos familiares, evitando que sean los propios jueces los que decidan nuestra futura relación familiar sin conocer en profundidad nuestras circunstancias y decidiendo a fin de cuentas nuestro destino.

Comparte mis servicios en las redes sociales